/* Google Analitycs */ /* Bing Analytics */

Meditación en la tercera edad

Hola amigos.

Meditación en la tercera edadHace ya cierto tiempo que quería comenzar una serie de artículos sobre este tema y siento que ya ha llegado el momento.

La meditación es de gran importancia realmente en cualquier edad, pero de verdad es fundamental cuando ya estamos en Después de los 50.

Hay miles de artículos que hablan sobre los beneficios de la meditación, les voy a indicar a continuación algunos de ellos sobre todo para la tercera edad y luego les voy a contar una experiencia personal con este tema que nunca me cansaré de contar.

 

La Ciencia sugiere que existen amplios beneficios en la meditación

 

Aunque no todos los beneficios reportados se prestan a ser probado, muchos otros beneficios pueden ser medidos y en efecto se midieron. Una amplia investigación de varias instituciones respetables, y de expertos creíbles arroja cada vez más luz sobre los beneficios de la meditación consciente.

 

  1. Aumenta la Longevidad

 

Un estudio publicado en el “Journal of Personality and Social Psychology” sugiere que hay pruebas de que los practicantes de edad avanzada de la meditación mejoran la longevidad. El estudio dio seguimiento a un gran número de personas mayores, y encontró una disminución significativa en las tasas de mortalidad entre las personas que meditan. Otra forma en que la meditación puede mejorar la longevidad es a través de la prevención del envejecimiento celular.

 

  1. Disminuye la Soledad

 

También se ha encontrado que la atención plena y la meditación ayudan a disminuir la soledad, o mejor dicho, “a promover la conectividad.” Un estudio de la UCLA encontró, que un grupo de personas mayores que participaron en un simple programa de meditación por ocho semanas redujo significativamente sus reportes de soledad. Dado que la soledad y el aislamiento son problemas cruciales entre las personas mayores, la meditación luce como una vía prometedora.

 

  1. La meditación puede retrasar el Alzheimer

 

Un estudio doble realizado en el “Beth Israel Deaconess Medical Center” indica que los ejercicios de meditación y respiración pueden retrasar la progresión de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores creen que esto funciona debido a que se protege el cerebro contra la ansiedad y el estrés, que incrementan los síntomas del Alzheimer.

 

  1. Mejora del estado de ánimo

 

En un estudio realizado en Tailandia donde se complementó la terapia de caminar para las personas mayores con un componente de la meditación. Se encontró que las personas mayores que participaron en el componente de la meditación, tuvieron significativamente mejores resultados que las personas mayores que simplemente estaban en el grupo de caminata. Caminar y meditar fue eficaz en la reducción de la depresión, en mejorar la condición física funcional y la reactividad vascular, y generó mejoras mayores que caminar sin meditación.

 

  1. Mejoras en nuestra mente

 

Al meditar nuestro patrón de ondas mentales disminuye la velocidad, y pasa al llamado estado alfa, en donde la mente se refresca. En este estado se experimenta un sentimiento de bienestar debido a no estar sometido a presión.

Practicando regularmente podemos lograr:

 

  • Disminuir la ansiedad
  • Aumentar nuestra creatividad
  • Desarrollar la intuición
  • Mayor claridad mental
  • Mejorar nuestra atención
  • Incrementar la memoria
  • Mejorar nuestra estabilidad emocional
  • Aumentar los estados positivos de la mente en general.

 

Bueno, todo lo anterior no es más que una pequeña muestra, de los beneficios que la meditación puede darnos para aumentar nuestra calidad de vida, sobre todo Después de los 50.

Finalmente cabe señalar que la meditación no se trata de una simple terapia de relajación, ya que esa técnica generalmente es su base. Pero tampoco es necesario convertirse a ninguna religión o filosofía diferente, sino de procurarnos actividades saludables, hábitos, que nos traen beneficios y que nos conectan con nuestro mundo interior.

 

Bueno nuevamente me senté a escribir y el “post” me salió más largo de lo que pensaba. Así que les prometo narrarles mi experiencia en el próximo artículo.

Espero que pongas en tus planes cercanos comenzar a practicar la meditación, si ya no lo estás haciendo, o a retomarla si te alejaste de la práctica.

 

Te envío un abrazo.

Italo

Meditación en la tercera edad

Tags: ,

Comments are closed.