/* Google Analitycs */ /* Bing Analytics */

Cómo detener el pensar demasiado II

cómo detener el pensar demasiadoHola amigos, aquí les traigo la segunda parte de mi artículo de la semana pasada, sobre como detener el pensar demasiado. Quiero agradecerles los comentarios positivos que recibí por la primera parte, espero que esta segunda les agrade también y les ayude a moverse hacia delante sobre todo con los propósitos que tengan para este nuevo año.

Si se lo proponen pueden incorporar en sus vidas algunas de éstas estrategias que les apoyarán a sufrir menos y aprovechar más su tiempo en avanzar hacia una mejor calidad de vida.

 

Cómo detener el pensar demasiado(9 estrategias)

 

5. Di: “No voy a pensar en eso”, cuando te veas en una situación en que no puedas pensar con claridad

 

A veces, cuando tengo hambre o cuando estoy acostado en la cama a punto de ir a dormir, algunos pensamientos negativos comienzan a revolotear en mi mente.

En el pasado estos pensamientos podían hacer un poco de daño. Hoy he mejorado en la captura rápida de esos pensamientos y en decirme a mí mismo: “No, no, no voy a pensar en esto ahora”.

Yo sé que cuando tengo hambre o sueño, mi mente a veces, tiende a ser vulnerables a no pensar con claridad y a la negatividad.

Así que yo sigo con mi frase “no, no …” y me digo a mí mismo que voy a pensar en esa situación solamente cuando vea que mi mente va a funcionar mucho mejor. Por ejemplo, después de haber comido algo o por la mañana después de haber conseguido mis horas de sueño.

 

Me tomó cierta práctica lograr que esto funcione, pero he conseguido bastante bien el posponer pensar de esta manera. Y sé por experiencia que cuando vuelva a pensar en el tema con una mente más fresca, en el 80% de los casos el problema es muy pequeño o inexistente. Y si hay un problema real, entonces mi mente estará preparada para lidiar con ello, de una manera más eficiente y constructiva.

 

6. No perderse en vagos temores.Cómo detener el pensar demasiado

 

Otra trampa de la mente en que puedes caer muchas veces  y que estimulan el pensamiento excesivo, es perderse en vagos temores, acerca de alguna situación que estés atravesando en tu vida. Así la mente corre a crear escenarios de desastre sobre lo que podría pasar si haces algo.

Aquí  hay que preguntarse: Honestamente, ¿qué es lo peor que podría pasar?

Y cuando te das cuenta de qué es lo peor que podría pasar en realidad, entonces sí puedes dedicar algo de tiempo a pensar en lo que podrías hacer si eso llega a suceder, lo cual es a menudo bastante improbable.

He descubierto que lo peor que podría pasar si lo vemos realísticamente, por lo general es algo que no es tan temible como lo que la mente en su divagar por los  temores puede producir.

Encontrar la claridad de esta manera, por lo general sólo toma unos pocos minutos de tiempo y un poco de energía y le puede ahorrar un montón de tiempo y sufrimiento.

 

7. Hacer ejercicio.

 

Esto puede sonar un poco extraño.

Pero en mi experiencia hacer ejercicios especialmente con equipos multi-fuerza  pueden ayudar a dejar de lado las tensiones internas y preocupaciones. Es más a menudo me hace sentir más activo y con más predisposición a tomar acción. Nos ayuda a movernos de la preocupación a la acción.

 

8. Pasar más tiempo en el momento presente.

 

El estar en el momento presente en su vida cotidiana y no en el pasado o un futuro posible, en su mente, puede reemplazar cada vez más el tiempo que gasta en pensar demasiado las cosas por estar aquí y ahora en su lugar.

Tres acciones que nos ayudan a conectar con el momento presente son:

Reduzca la velocidad. Reduzca la velocidad de lo que estás haciendo ahora mismo. Muévase mas lento, hable más despacio o ande en bicicleta más lentamente por ejemplo. De esta manera se volverá más conscientes de cómo utiliza su cuerpo y de lo que está sucediendo a su alrededor en estos momentos.

Decirte: Ahora estoy … A menudo me digo a mí mismo: Ahora estoy X. Y X podría ser cepillándome los dientes. Dando un paseo por la plaza. O navegando en internet. Este simple recordatorio ayuda a mi mente a dejar de deambular y atrae mi atención de nuevo a lo que está sucediendo en este momento.

Interrumpir y volver a conectar. Si usted siente que se está perdiendo en el pensamiento excesivo, entonces interrumpa ese pensamiento gritándose en su  mente. ¡ALTO! Luego vuelva a conectar con el momento presente, tomándose 1 ó 2 minutos para concentrarse plenamente en lo que está sucediendo a su alrededor. Siéntalo con todos sus sentidos. Véalo, huélalo, óigalo y siéntalo en su piel.

Pensar demasiado9. Pasar más tiempo con gente que no piensa demasiado las cosas.

 

Su entorno social juega un papel muy importante. Y no sólo las personas y grupos más cercanos a usted en la vida real. Sino también lo que lee, escucha y observa. Los blogs, libros, foros, películas y música en su vida.

 

Así que piense en si hay alguna fuente en su vida, cerca o lejos, que lo anime a pensar de más. Y piense en la gente o las fuentes que tienen el efecto contrario sobre ti.

 

Encuentre la forma de pasar más tiempo y prestar más atención a las personas y las fuentes que tienen un efecto positivo en su pensamiento y menos en las influencias que tienden a fortalecer el hábito de pensar demasiado.

 

 

 

Bueno amigos deseándoles lo mejor, espero que les haya agradado el artículo: Cómo detener el pensar demasiado y seguimos en contacto.

 

Un abrazo

Italo

Tags: ,

Comments are closed.